oxfam

[23/10] Los humanos hemos consumido más energía en los últimos 70 años que en los 12.000 años anteriores

Esta y otras noticias, en nuestro resumen de prensa diario.
Foto: Un campo de extracción de combustibles fósiles.
ecooo

En los últimos 70 años –desde 1950–, los seres humanos han excedido el consumo de energía de los 11.700 años anteriores, en gran parte a través de la combustión de combustibles fósiles. Así lo sostiene un nuevo estudio coordinado por la Universidad de Colorado Boulder y publicado en Nature Communications Earth and Environment. Este enorme crecimiento en el consumo de energía, según apunta el equipo de especialistas, ha permitido un aumento dramático en la población humana, la actividad industrial, la contaminación, la degradación ambiental y el cambio climático que son palpables en nuestras capas geológicas.

Estos hallazgos dejan claro la extraordinaria velocidad y escala de los aumentos en el uso de energía, la productividad económica y la población mundial que han empujado a la Tierra hacia una nueva época geológica, conocida como el Antropoceno, tal y como defiende la investigación.

“Esta es la primera vez que los científicos han documentado la huella geológica de la humanidad a una escala tan completa en una sola publicación”, asegura ‪Jaia Syvitski‬, geóloga y autora principal del estudio. Asimismo, señala que “nosotros, los humanos, nos metimos colectivamente en este lío”, por lo que “tenemos que trabajar juntos para revertir estas tendencias ambientales y salir de él”.

Los 18 autores que conformaron el estudio reunieron trabajos en los que se demuestran los impactos planetarios de gran envergadura causados por el mayor consumo de energía y otras actividades humanas impulsados desde 1950. Destaca que, entre 1952 y 1980, los seres humanos detonaron más de 500 artefactos y explosiones termonucleares en la superficie como parte de las pruebas de armas nucleares mundiales. Además, señalan que, desde aproximadamente la segunda mitad del siglo pasado, se duplicó la cantidad de nitrógeno fijo en el planeta a través de la producción industrial para la agricultura.

El artículo revela también que los seres humanos han producido tantos millones de toneladas de plástico cada año desde mediados del siglo XX que los microplásticos están “formando un marcador casi omnipresente e inequívoco del Antropoceno”.

Aun así, no todos estos cambios de nivel planetario pueden definir el Antropoceno geológicamente, según Syvitski y sus coautores. No obstante, si las tendencias actuales continúan, pueden conducir a marcadores en el registro de rocas, defienden.

Jair Bolsonaro sigue negando la devastación de la Amazonia, pero los datos no mienten
El presidente de Brasil, el ultraderechista y negacionista de la ciencia del clima Jair Bolsonaro, continúa con sus discursos que defienden que la Amazonia no está sufriendo devastación. En esta ocasión, ha asegurado que no hay en todo el país “ni una hectárea” de selva amazónica devastada por los incendios. Sin embargo, basta con ir a los datos que ofrece su propio gobierno, para comprobar que la Amazonia está ante la peor ola de incendios de la última década. En los primeros nueve meses del año se han registrado 76.000 focos, los peores números desde 2010.

Los incendios forestales han aumentado un 13% en la Amazonia brasileña en comparación con 2019, según datos satélites del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) conocidos a principios de octubre. “Llevamos dos meses con mucho fuego. Ya estamos peor que el año pasado”, explicaba en declaraciones a Reuters Ane Alencar, directora científica de Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonia brasileña (IPAM).

Preocupantes son también las cifras de deforestación, otra realidad que niega Bolsonaro. Según el proyecto PRODES del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), en 2019 se talaron algo más de 10.000 kilómetros cuadrados, lo que supone la mayor cifra de deforestación desde 2008.

La sucursal del Banco Mundial apoya indirectamente un megaproyecto de carbón a pesar de su compromiso verde
A pesar de haber adoptado recientemente una nueva política ecológica, la rama de préstamos privados del Banco Mundial respalda indirectamente uno de los nuevos complejos de carbón más grandes del mundo, la central eléctrica de carbón Java de 2.000 MW en Banten, Indonesia. Este proyecto liberará 10 millones de toneladas de dióxido de carbono cada año, equivalente a las emisiones anuales de España. Climate Home News

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.