podcast la climática

Cristina Alonso: “Esta es la COP del cero neto, que es el ‘greenwashing’ del capitalismo verde”

El norte global se resiste al cambio: “No vamos a reducir emisiones, vamos a compensar”, explica desde Glasgow la responsable del área de Justicia Climática y Energía de Amigos de la Tierra España.
Cristina Alonso, responsable del área de Justicia Climática de Amigos de la Tierra, en Glasgow. Foto: Q.C.C.

Una cosa es dejar de quemar petróleo (algo a lo que el norte global parece reacio) y otra compensar estas emisiones invirtiendo dinero en políticas verdes. Lo primero es material; lo segundo es más abstracto y puede amañarse para que las cuentas cuadren en un número mágico: el famoso cero neto. Sobre cómo lograrlo trata el Artículo 6 del Acuerdo de París, que constituye uno de los puntos calientes en las negociaciones de Glasgow. No quedó concretado en la COP25 de Madrid precisamente por este motivo: se trata de un artículo problemático del que gobiernos y empresas intentan sacar tajada. Hablamos de los polémicos mercados de emisiones de carbono.

podcast la climática

Para arrojar luz sobre este tema hemos entrevistado en Glasgow a Cristina Alonso Saavedra, responsable del área de Justicia Climática y Energía de Amigos de la Tierra España. Alonso es ingeniera superior industrial, especialidad eléctrica, y ha trabajado más de 10 años en el sector energético. Tiene un máster en energías renovables y conocimientos exhaustivos en autoconsumo y comunidades energéticas. Con experiencia en proyectos internacionales, se dedica a la investigación en temas ecofeministas y trabaja como consultora de género y proyectos ecosociales.

¿Nos puedes hacer un resumen del Artículo 6 y explicarnos por qué es el Santo Grial de estas negociaciones?

El Artículo 6 consta de diferentes puntos. Vayamos por partes. El 6.2 está enfocado a la creación de un mercado internacional de emisiones, que es lo que ya existe en Europa. A lo largo de estos años hemos visto que no constituye una opción fiable, ya que se ha venido dando un aumento de emisiones y no una reducción. Se trata de una opción mercantil. El Artículo 6.4, por su parte, hace referencia al sistema de compensación de emisiones. En esto tenemos que estar pendientes para que no se cuelen políticas de greenwashing a través de los sistemas de captura y almacenamiento o del hidrógeno. Esto último pensábamos que se insertaría en el texto a negociar, pero creo que finalmente no estará.

¿Hay más?

Por último, encontramos el 6.8, que también es importante, pero que tiene poca visibilidad, porque normalmente los países del norte global lo bloquean. Se trata de un punto no basado en enfoques de mercado sino en la cooperación, la capacitación, la transferencia de tecnología y la financiación, entre otros. Esta parte de artículo suele pasar más desapercibido porque los actores del norte están más interesados en los beneficios. Hay que presionar y darle empaque para que esta propuesta salga adelante.

¿Qué problemas fundamentales presenta este artículo?

Por una parte, hay países en desarrollo que directamente se oponen al mercado de carbono porque no le ven el sentido. Por otra parte, existe el peligro del doble conteo. En este momento, los países del sur global piden tanto transparencia como flexibilidad en la contabilidad. De forma paralela, hay países del norte global que en sus contribuciones determinadas a nivel nacional están incluyendo ya soluciones basadas en el cero neto. Ahí hay un pulso entre algunos países del norte y los países del sur.

Hablas del cero neto. ¿Por qué es tan problemático?

El cero neto no habla de reducción real, sino que abre la puerta a la posibilidad de compensaciones. Permite que los países y las empresas más contaminantes puedan seguir invirtiendo en combustibles fósiles y compensar en otro sitio. Esto lo hemos visto con el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) [procedimiento contemplado en el Protocolo de Kioto por el cual países desarrollados pueden financiar proyectos de mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero dentro de países en desarrollo, y recibir a cambio Certificados de Reducción de Emisiones]. Ahora pasarán a llamarse Mecanismos de Enfoque Sostenible, y permiten, como ya se hacía con la REDD+, disfrazar las emisiones. El cero neto, además, invisibiliza y traslada la responsabilidad: cuando hablamos de cero neto, nos quieren hacer creer que todos los sectores tienen la misma responsabilidad, pero eso no es así. Además, hay que tener en cuenta la responsabilidad histórica.

¿Qué papel tenemos los medios respecto a este tema concreto?

Hay que darle una buena definición y explicar bien que el net zero [en otras palabras, la neutralidad de carbono] no es la reducción de emisiones: no vamos a reducir, vamos a compensar.

¿Qué va a pasar?

Los países del norte global, a través del mecanismo de compensaciones, van a seguir emitiendo. Por otra parte, los países del sur, al no tener un sistema de financiación firme, van a aceptar mecanismos de compensación para poder obtener financiación. Es un juego de doble rasero. Es perverso y peligroso. El cero neto es el greenwashing del capitalismo verde. Esta es la COP del cero neto; Reino Unido lleva tiempo haciendo lobby con esto, y es quien lo está liderando.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

  1. Hay dos COP.
    La COP del Norte Global está llena de lavado verde, multimillonarios y políticas excluyentes. Luego está la COP que tiene lugar en las calles de Glasgow y ciudades de todo el mundo. Está formado por comunidades indígenas, jóvenes y personas que lideran la lucha para salvar sus hogares y una forma de vida.
    Activistas y delegados que representan a comunidades vulnerables en la primera línea de la crisis climática, desde las Islas del Pacífico hasta los Pueblos Indígenas en América Central, están aquí librando una larga y dura batalla para que sus voces sean escuchadas.
    Son las personas que apuntan hacia soluciones reales, justas y equitativas a la crisis climática, tanto dentro del centro de conferencias como fuera de las calles de Glasgow. Su lucha continuará después de que termine la COP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.