oxfam

El Gobierno rescata Air Europa con 475 millones de euros sin condiciones climáticas

Se trata del primer rescate de una empresa española afectada por la crisis de la COVID-19. Dispondrá de un plazo máximo de seis años para amortizar las ayudas.
Autor: Alan Wilson. Foto: 1024px-Boeing_787-8_‘EC-MIG’_Air_Europa_(27188864746)
ecooo

El Consejo de Ministros y Ministras celebrado este martes 3 de noviembre ha autorizado el rescate público solicitado por la aerolínea española Air Europa. La ayuda asciende a un total de 475 millones, y se estructurará en un préstamo participativo por importe de 240 millones de euros y un préstamo ordinario de 235 millones.

Se trata del primer rescate de una empresa privada española afectada por la crisis de la COVID-19. La ayuda fue aprobada por el Consejo Gestor del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, cuya gestión recae en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El dinero se obtiene a través de un fondo dotado con 10.000 millones de euros que aprobó el Gobierno en julio. Las empresas beneficiarias de este apoyo público temporal dispondrán de un plazo máximo de seis años para amortizar en su totalidad los préstamos que reciban.

Para justificar esa ayuda, el Gobierno califica a Air Europa como una empresa estratégica al ser «la segunda aerolínea española con mayor número de autorizaciones para volar a destinos internacionales» y prestar «un servicio esencial para asegurar la adecuada conectividad de España». «Su dimensión en términos de ingresos es también muy relevante ya que supone el 18% de la cifra global del conjunto de las compañías aéreas españolas», defiende el Ejecutivo. 

Dinero sin condiciones climáticas

Entre las condiciones asumidas por la aerolínea para obtener la ayuda no hay ninguna de carácter climático o medioambiental, a pesar de la importante contribución del sector aéreo al calentamiento global. Desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que ostenta la vicepresidencia cuarta del Gobierno y es responsable de liderar la transición ecológica y energética, no han hecho ninguna valoración al respecto.

Lo que sí ha aceptado Air Europa, como ha explicado en rueda de prensa la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, es la “limitación de operaciones de mayor nivel, ya sea la compraventa de Air Europa o de alianzas”, lo que permitirá a la SEPI “trasladar su criterio”.

Asimismo, el organismo público se reserva la “posibilidad” de nombrar dos miembros en el Consejo de Administración de la aerolínea para que acompañen “el devenir de la compañía y garantizar que el destino del dinero público se emplea con la mejor eficiencia”. Finalmente, “se plantea la posibilidad” de que el CEO -el consejero delegado- de Air Europa esté consensuado con la SEPI, además de que los procesos de regulación de empleo tendrán que ser antes autorizados por la empresa pública.

Este rescate público supone un incumplimiento del texto aprobado durante la Comisión de Reconstrucción del Congreso. El texto consensuado recoge que “cualquier ayuda o préstamo irá vinculado a condiciones ecológicas, sociales y económicas justas y sostenibles. Las empresas que perciban ayudas públicas deberán cumplir o comprometerse a cumplir del Acuerdo climático de París, comprometerse con la protección de la biodiversidad, cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres así como no operar en paraísos fiscales”.

Además, estas ayudas no se limitan a este “respaldo público temporal”, como lo denomina el Gobierno. Al rescate se le añaden los 140 millones de préstamo que recibió en mayo la aerolínea gracias al aval del ICO, a lo que se suma los salarios de los empleados de la compañía aérea a través de los ERTES, que ascienden a los aproximadamente 38 millones de euros mensuales.

Todo ello, mientras la compañía está inmersa en una operación de compraventa por parte de Iberia, que estaba a la espera de que Air Europa saneara sus cuentas para volver a renegociar una operación que la pandemia truncó.

Impacto en el clima de la aviación

La aviación representa alrededor del 2% de las emisiones de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global de la atmósfera que causa el cambio climático. Sin embargo, el impacto de este sector en el clima es mucho mayor, concretamente el doble. Así lo concluía un estudio publicado en septiembre de este año en la revista Atmospheric Environment. Según este análisis, la aviación contribuye cerca del 3,5% si se tiene en cuenta otros factores más allá del dióxido de carbono. Sobre esto último, los autores del análisis señalan que lo importante es el CO2 acumulado en lugar de las emisiones de un solo año.

Mientras otros sectores decrecen, la aviación lleva décadas haciendo justo lo contrario, y podría suponer el 22% de las emisiones globales para 2050, convirtiéndose en una de las principales fuentes de gases de efecto invernadero. Esto impediría cumplir con el Acuerdo de París y, por tanto, la posibilidad de limitar la temperatura del planeta.

A esto se le suma que la aviación en Europa disfruta de exenciones de impuesto al combustible, e incluso los vuelos internacionales ni siquiera pagan IVA.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

  1. RIOS VIVOS PUEBLOS VIVOS NATURALEZA VIVA.
    RECRECIMIENTO DE YESA, UNA APUESTA POR EL PASADO QUE OLVIDA EL FUTURO.
    Se trata, en definitiva, de un proyecto nacido en los años ochenta bajo una política agraria que alimentaba una demanda de agua sin límites y que hoy no tiene cabida en la transición ecológica de la política de aguas.
    Para las organizaciones ecologistas, el recrecimiento de Yesa es un obstáculo para la transición ecológica y la lucha contra la despoblación, ya que lastraría las oportunidades de los pueblos de la zona que basan su economía en el turismo, la cultura y la naturaleza.
    Las 5 grandes Asoc. ecologistas han presentado un informe que evidencia la inviabilidad social, ambiental y económica del recrecimiento del embalse de Yesa.
    Piden al MITECORD que descarte el recrecimiento del mayor pantano del Pirineo, incompatible con la transición ecológica.
    Las organizaciones ambientales solicitan al MITECORD, de quien dependen directamente las obras, que descarte para siempre este megaproyecto hidráulico.
    Las organizaciones destacan que el proyecto, fundamentado en la obra civil, no es compatible con la adaptación al cambio climático e ignora la normativa europea. Además, su seguridad sigue sin estar garantizada pese al ingente gasto de recursos públicos.
    https://www.ecologistasenaccion.org/154660/piden-descartar-el-recrecimiento-del-mayor-pantano-del-pirineo-incompatible-con-la-transicion-ecologica/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.