oxfam

Las cinco noticias del jueves

La mayor empresa cárnica del mundo, relacionada con una masacre en el Amazonas. Esta y otras noticias en nuestro resumen diario.
Foto: promo_revista_wide
  • Atribución: Un estudio de la organización científica World Weather Attribution ha establecido que los incendios de Australia fueron causados por el cambio climático, a pesar de los mensajes negacionistas del Primer Ministro Scott Morrison. El estudio estableció que el riesgo de incendios catastróficos en el país se ha multiplicado por al menos cuatro desde principios del siglo XX. Con un aumento de temperatura de 2ºC sobre niveles preindustriales (el objetivo menos ambicioso del Acuerdo de París), ese riesgo se habrá multiplicado por ocho. The Guardian
  • Puntos de inflexión: Los bosques tropicales están perdiendo su capacidad de absorber carbono, según un nuevo estudio publicado en Nature. La selva amazónica, por ejemplo, podría comenzar a emitir más carbono que el que absorbe la década que viene. Esto se debe a la actividad humana, como la agricultura, la ganadería o la tala industrial, así como a los efectos de la crisis climática, como los incendios. Carbon Brief
  • Derechos humanos: La mayor empresa cárnica del mundo, la brasileña JBS, así como su competidora Mafrig, han sido relacionadas con una masacre perpetrada en 2017 en el Estado de Mato Grosso. En ella murieron nueve personas que se encontraban ocupando una zona boscosa en las tierras de un ganadero brasileño, relacionado con la masacre y proveedor de las dos empresas cárnicas. El ganadero está en paradero desconocido tras huir de la justicia. Repórter Brasil
  • ¿Justicia? climática: Un análisis llevado a cabo por la ONG Water Aid ha establecido que la financiación para adaptación climática no llega a sus destinatarios. A pesar de las promesas de los países ricos, las personas de los países más pobres del mundo reciben alrededor de un dólar al año para adaptarse a la crisis del clima. Esos países son, generalmente, los que menos han contribuido al problema, pero los que más sufren sus consecuencias. The Guardian
  • Salud pública: Un nuevo estudio confirma lo hallado por Greenpeace hace unas semanas. La polución atmosférica, sobre todo la procedente de los combustibles fósiles, es un grave problema de salud pública. Según la investigación, esta contaminación supone un descenso medio de tres años en la esperanza de vida global. Esto es más de lo que la reducen el tabaquismo, el HIV/SIDA, enfermedades como la malaria o la violencia. InsideClimate News

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.