oxfam

La Ley de Cambio Climático fomentará el despliegue de las renovables respetando el patrimonio natural

El Congreso ha celebrado esta semana a puerta cerrada la tercera ponencia del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética.
Parque eólico de la isla de El Hierro. Foto: Carlos Teixidor Cadenas.
ecooo

Con temas, a priori, menos llamativos pero igual de importantes, el Congreso ha celebrado este martes a puerta cerrada la tercera ponencia del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. En esta ocasión, ha sido el turno de los artículos del 15 al 23.

Como ya ocurrió en la anterior ponencia, y a diferencia de la primera, el Gobierno de coalición ha contado con una amplia mayoría a la hora de tratar los distintos artículos. Hasta ahora, PSOE y Unidas Podemos cuentan con el apoyo, por lo general, de ERC, PNV, Teruel Existe y Bildu. En el lado contrario están PP y Ciudadanos. En el caso de Más País-Equo, buscan mantener una especie de pulso con el Ejecutivo. Y luego está VOX que, como partido negacionista de la ciencia del clima, reniega de la ley.

No obstante, el artículo que más apoyo ha generado ha sido precisamente una enmienda del Partido Popular. En el artículo 20 bis, se aprobó añadir la consideración del cambio climático en la salud pública. Asimismo, en el mismo artículo se decidió incluir, a propuesta de UP y PSOE, la consideración de la dieta alimentaria a la hora de abordar el cambio climático.

También contó con bastantes apoyos –27 a favor y 10 abstenciones– el artículo 22, que tras una enmienda de Teruel Existe pasa a llamarse ‘Desarrollo rural: política agraria, política forestal y energías renovables‘. En el texto, se hace mención a que el despliegue de las renovables «debe llevarse a cabo de manera compatible con la conservación del patrimonio natural y la adecuada ordenación territorial. Para ello, perseguirá revertir parte de la riqueza que genera en el territorio para activar su economía y combatir el declive demográfico».

En lo que respecta al artículo 18, centrado en la planificación y gestión del dominio público marítimo terrestre, el PP intentó negociar hasta el último momento una enmienda transaccional. Finalmente, fue rechazada por la ponencia y se acabó aprobando el artículo sin ninguna modificación.

La adaptación al cambio climático también fue uno de los puntos tratados. Actualmente, el II Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) 2021-2030 está en tramitación parlamentaria. A este respecto, la ponencia ha incluido en el artículo 15 que el Plan debe será aprobado previa puesta en común con las Comunidades Autónomas. Asimismo, se ha acordado que el PNACC «promoverá y priorizará la adaptación al cambio climático basada en ecosistemas, el desarrollo de las infraestructuras verdes y las soluciones basadas en la naturaleza».

Tras esta tercera reunión, por delante solo quedan dos más. En la siguiente, se negociarán los artículos restantes –del 24 al 36– y en la última, las disposiciones finales. Una vez finalizado el repaso de las 757 enmiendas presentadas por los distintos grupos parlamentarios, el texto resultante se llevará a la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico para su votación. Posteriormente, se remitirá al Senado, el que será presumiblemente el último paso antes de que se convierta definitivamente en ley.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

  1. ¡Macrogranjas NO!: ni en Caparroso, ni en Noviercas, ni en ninguna parte.
    La ganadería industrial está devorando el planeta, y las macrogranjas son la cara más cruel y sucia de este negocio.
    Su modelo de producción se basa en una sencilla premisa: alimentar y utilizar a los animales lo más rápidamente posible y bajo cualquier condición para maximizar los beneficios. Y en España lo hacemos con una eficacia siniestra: el número de vacas se ha duplicado y el de cerdos se ha multiplicado por 5 en nuestro país desde los años 60. Y estamos hablando de millones de animales.
    Pero no les basta con eso, y estas corporaciones quieren seguir expandiéndose: Valle de Odieta, la empresa detrás de la granja de 5.000 vacas en Caparroso (Navarra), ha proyectado una aún mayor en Noviercas (Soria) para ¡23.520 animales! Sería la más grande de Europa.
    Las consecuencias son terribles: contaminación de aguas, emisiones de efecto invernadero, uso de enormes extensiones de tierras, deforestación para pastos y para cultivo de alimento para ganado, daños a la salud y abusos a los animales. Además, son una falsa solución contra el despoblamiento rural.
    No queremos este modelo que pone en riesgo al planeta, a las personas y a los animales.
    Firma para que no se permita la construcción de la macrogranja de Noviercas, la ampliación de la de Caparroso ni cualquier otro nuevo proyecto de macrogranjas o ampliación de los existentes, se reduzca el número de animales en intensivo, se promueva una transición justa para las que se encuentran operativas.
    https://es.greenpeace.org/es/que-puedes-hacer-tu/peticiones/macrogranjas/?utm_term=texto&utm_campaign=Macrogranjas&utm_medium=email&_hsmi=117190739&_hsenc=p2ANqtz–wc6YBrQ8D-CopHZ0AuKfo5nYh8UUdkN_gbWQ7Z88WyrogyCNuRSXMbqo_VwFb34vBCpac9FqhM3Oiuq0mr143CYe55w&utm_content=AccionCaparroso&utm_source=newsletter-socios

  2. SALVAR EL BARRANCO DE ARGUINEGUÍN DEL MACROPROYECTO HIDROELÉCTRICO DE CHIRA-SORIA
    La transición energética es un imperativo, pero debe ser ecológica, sostenible y de calidad: la solución no es aprobar proyectos faraónicos de diseño anticuado e ineficaz, poco transparentes, con graves consecuencias medioambientales y que no cuentan con respaldo vecinal.
    Esta devastación la pagaremos con nuestros impuestos: casi 500 millones de euros. El 12 % de la isla de Gran Canaria se verá impactado. Una gran parte de esta extensión corresponde a una Reserva de la Biosfera de la UNESCO y espacios de la Red Natura 2000, a pesar de que el Tribunal Constitucional dictaminó en 2019 que este tipo de terrenos deben conservarse como suelos no urbanizables de especial protección.
    Por si fuera poco, esta iniciativa deja la soberanía energética de la región en manos de multinacionales e impondrá a las personas que residen en las inmediaciones una década de construcciones, vertidos, voladuras submarinas, aguas turbias, polvo en suspensión y tráfico pesado.
    Varios académicos y expertos han propuesto alternativas, pero han caído en saco roto: la empresa que impulsa el proyecto no está interesada en tomar otros rumbos más sostenibles, pero menos lucrativos.
    https://you.wemove.eu/campaigns/salvar-el-barranco-de-arguineguin-del-macroproyecto-hidroelectrico-de-chira-soria-save-the-ravine-of-arguineguin-from-the-macroproject-chira-soria-hydroelectric-project?utm_source=civimail-36093&utm_medium=email&utm_campaign=20210215_ES_3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.