oxfam

Nueve países europeos podrían retirar 48 GW de combustibles fósiles sin comprometer el suministro eléctrico

Según un estudio, el ahorro de costes resultante de esta medida sería de unos 1.900 millones de euros al año. España, Italia y Alemania representan más de la mitad del exceso de capacidad de combustibles fósiles.
Central eléctrica de Belchatow, en Polonia, la mayor de Europa. Foto: Kacper Pempel/REUTERS
ecooo

¿Qué pasaría si se retirase el exceso de capacidad de combustibles fósiles en las redes eléctricas europeas? Un estudio elaborado por CREA –el Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio– y Transition Zero cuantifica el ahorro total que esta medida supondría en nueve países europeos: Bulgaria, República Checa, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia, Rumanía, España y Turquía.

Según su informe, publicado este martes, podrían retirarse inmediatamente hasta 48 gigavatios (GW) de excedente de combustibles fósiles sin comprometer el suministro de electricidad. Esta cantidad equivale al 17% de la capacidad total instalada de la UE en materia de combustibles fósiles en 2019. El ahorro de gastos resultante, dice el estudio, sería de unos 1.900 millones de euros al año, al no tener que pagar los costes fijos de funcionamiento y mantenimiento de plantas innecesarias e infrautilizadas.

El 88% de ese ahorro provendría de la eliminación de viejas centrales de carbón. Tal y como recuerda el informe, entre 2019 y 2021 se retiraron 7,1 GW de este tipo de plantas en dichos países, pero prescindir de otros 41 GW de capacidad excedente produciría un ahorro anual de 1.600 millones de euros. Quienes han elaborado el estudio consideran que esta acción aceleraría una transición energética justa. Solo España, Italia y Alemania representan más de la mitad del exceso de capacidad de combustibles fósiles.

Centrales eléctricas y cambio climático

“La rápida retirada de las centrales eléctricas de combustibles fósiles y la inversión en energías renovables y flexibilidad de la red pueden contribuir a evitar acontecimientos climáticos catastróficos, como los recientes incendios e inundaciones en Europa“, concluye el informe. Además, los actuales precios récord de la electricidad en los mercados eléctricos europeos “demuestran que los combustibles fósiles ya no son fiables ni asequibles en un mundo con restricciones de carbono”. En otras palabras: la dependencia de las importaciones fósiles sale cara.

Para Isabella Suárez, investigadora de CREA y coautora del informe, “esta capacidad excedente muestra que los países están en el camino para responder al llamamiento de relegar el carbón a la historia y que algunos países pueden cumplir con la eliminación del carbón para 2030 antes de lo previsto”. Una medida alineada con la neutralidad climática que la Unión Europea prevé para 2050 en su paquete Fit for 55.

España tiene “un enorme exceso de capacidad”

Para analizar el contexto español, el informe tiene en cuenta los datos de 2019, considerados relevantes ya que los mercados eléctricos estaban alterados en 2020. Así, en ese año, la capacidad instalada era el doble de la reserva de planificación necesaria para el sistema eléctrico español, lo que indica “un enorme exceso de capacidad”, ya que las retiradas no han seguido el ritmo del despliegue de las renovables, señala el estudio. Los combustibles fósiles representan una cuarta parte del mix eléctrico español.

La investigación cifra este exceso en el sistema español concretamente en 13.140 MW: el 36% del total de los combustibles fósiles instalados. Los 10 GW restantes están cubiertos por este exceso de capacidad. El ahorro derivado de la retirada acelerada del carbón en costes fijos de mantenimiento asciende a 361 millones de euros anuales. El exceso de capacidad restante cubre la práctica totalidad de las centrales de petróleo instaladas en el país –equivalentes a 3.150 MW– y cuyo mantenimiento cuesta 63 millones de euros.

La semana pasada, un informe del Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA) ya denunciaba que los consumidores españoles de gas están pagando costes excesivos por infraestructuras de gas natural infrautilizadas a la vez que los accionistas de la empresa de transporte de gas monopolio en España, Enagás, obtienen grandes beneficios.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

  1. Alertan sobre los impactos del desarrollo del hidrógeno como solución a la transición energética:
    …Las grandes empresas energéticas y lobbies fósiles están generando una narrativa para que el hidrógeno tenga un papel central en la descarbonización, y que sea el hidrógeno azul el que se desarrolle a gran escala por las limitaciones que presenta el hidrógeno verde. En el Estado español, Iberdrola, Endesa y Naturgy han solicitado casi el total de subvenciones otorgadas al Estado español para llevar a cabo su transición energética, proponiendo una parte significativa de las infraestructuras necesarias para cumplir con los objetivos marcados por la Hoja de Ruta del Hidrógeno Renovable para 2030.
    En palabras de Ecologistas en Acción y ODG, «los actores del libre mercado ya se están asegurando su parte del pastel y se corre el riesgo de generar una burbuja del hidrógeno». Actores del mundo financiero, como Goldman Sachs, están empezando a elaborar informes con estimaciones de mercados del hidrógeno en diferentes regiones del planeta.
    El hidrógeno es el elemento que marcará las relaciones internacionales en la transición energética a nivel global. Los países y regiones del Norte global son los que tendrán mayor poder de influencia porque son los que están planificando su desarrollo a través de las estrategias y hojas de ruta del hidrógeno. En el caso de Europa, ha identificado el norte de África y el centro y sur del continente africano como regiones clave para la importación de este vector energético.
    En el mapa geopolítico del hidrógeno, el Estado español sería un país de tránsito y/o de generación de hidrógeno para el norte de Europa, que serían los principales beneficiarios de este mercado. Proyectos liderados por las actuales empresas gasistas se están repartiendo el territorio para reconvertir grandes infraestructuras en polos de generación y transporte de hidrógeno.
    Ante todo esto, el informe concluye que el desarrollo del hidrógeno debe plantearse en un escenario de transición hacia un modelo basado en la soberanía energética, en el que los individuos conscientes, las comunidades y los pueblos tomen sus propias decisiones respecto a la generación, distribución y consumo de energía, de modo que estas sean apropiadas a sus circunstancias ecológicas, sociales, económicas y culturales, sin afectar negativamente a terceros.
    https://www.ecologistasenaccion.org/178966/alertan-sobre-los-impactos-del-desarrollo-del-hidrogeno-como-solucion-a-la-transicion-energetica/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.