podcast la climática

En 2030, los ricos seguirán siendo el principal problema del planeta

El 1% más rico de la humanidad tendrá una huella de carbono 30 veces superior a la necesaria para cumplir con el objetivo del Acuerdo de París, señala un nuevo estudio encargado por Oxfam Intermón.
El fundador de Amazon, Jeff Bezos. Foto: RONALD WOAN / Licencia CC BY-NC 2.0

En la próxima década, al igual que en esta, los principales responsables del cambio climático no van a cambiar demasiado. Concretamente, el 1% más rico de la humanidad tendrá una huella de carbono que será 30 veces superior a la necesaria para cumplir con el objetivo recogido en el Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5 °C para ese año. Así lo concluye un estudio encargado por Oxfam Intermón y basado en investigaciones del Institute for European Environmental Policy (IEEP) y el Stockholm Environment Institute (SEI).

podcast la climática

Para lograr este objetivo, cada habitante de la tierra podría emitir un máximo de 2,3 toneladas de CO2 al año, es decir, aproximadamente la mitad de la actual huella de carbono media. Una media engañosa en un mundo desigual en el que una minoría de millonarios es la responsable de unos niveles de emisiones muy por encima que los del resto.

Así, el estudio presentado a la vez que se desarrolla la COP26 de Glasgow, concluye que, en 2030, la mitad más pobre de la población seguirá produciendo emisiones “muy por debajo de los niveles requeridos” para no superar ese objetivo de 1,5 °C. En contraposición, las emisiones del 1 % y 10 % más ricos serán 30 y 9 veces superiores a dicho límite.

Para poder cumplir con su media personal, cada multimillonario incluido en ese 1% más rico tendría que reducir sus emisiones actuales en un 97%, aproximadamente, para evitar superar el límite establecido. 

Jacobo Ocharán, responsable de la iniciativa Climática de Oxfam Intermón, explica que “las emisiones que produce el vuelo de un milmillonario al espacio superan las que puede generar una de las mil millones de personas más pobres del planeta a lo largo de toda su vida”. Esto anticipa, nuevamente, una transición desigual en el que una pequeña élite tendrá ‘barra libre’ de emisiones, poniendo así en riesgo los compromisos de París. Mientras, una mayoría de personas vulnerables será quien sufra las consecuencias catastróficas del cambio climático. Ya en la actualidad, como recoge la BBC, el estilo de vida de los ricos está acelerando el calentamiento global.

Tim Gore, autor del informe y responsable del programa de economía baja en carbono y circular del IEEP, defiende que para acabar con esta desigualdad en las emisiones para el año 2030, “es necesario que los gobiernos dirijan sus medidas a los más ricos, quienes más contaminan”. Esto incluye “adoptar medidas para limitar tanto las emisiones generadas por artículos y servicios de lujo como megayates, jets privados y viajes al espacio”, así como, por ejemplo, desincentivar la adquisición de acciones de compañías de combustibles fósiles.

Emily Ghosh, científica del Stockholm Environment Institute, explica que “si continuamos en la misma línea, se mantendrán las graves desigualdades en ingresos y emisiones en la población mundial”.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

  1. Mientras tanto , nuestro tan bien entrañable ” mega millonario ” Amancio Ortega , se encarga su 4º ” mega yate ” , eso si ; sin contribuir en su justa medida con el resto de las hormigas obreras del hormiguero ; al que dice pertenecer…………….Así ; cualquiera.
    Salud.

  2. Activistas climáticos y líderes de comunidades indígenas denuncian estas estafas de lavado verde con las que los gobiernos y las corporaciones esperan distraernos.
    Las promesas de cero emisiones netas permiten a los grandes contaminadores utilizar convenientemente la compensación de carbono para continuar con su negocio contaminante, mientras que los gobiernos respaldan los mercados voluntarios de carbono, dejando un retraso peligroso para la acción REAL sobre el clima.
    ¿Cuáles son las peligrosas mentiras que los grandes contaminadores nos están vendiendo? Las aerolíneas quieren que creamos que podemos volar neutros en carbono. Los gigantes de los combustibles fósiles dicen que están comprometidos con un futuro de energía limpia. Los gigantes mundiales de la industria cárnica nos dicen que abordan la crisis climática y de biodiversidad, pero solo vemos la deforestación como resultado. Vemos muchas promesas y mentiras vacías, y los grupos más vulnerables de la sociedad se llevan la peor parte, como resultado.
    Las Naciones Unidas, los gobiernos nacionales y las corporaciones deben escuchar a los científicos y a las comunidades locales e indígenas, y hacer frente a las mentiras de los grandes contaminadores.
    Para sobrevivir a la crisis climática y de biodiversidad, los gobiernos deben reducir las emisiones en la fuente, y proteger y restaurar la naturaleza con sus pueblos locales e indígenas. Deben administrar cuidadosamente la tierra utilizada para la industria alimentaria, crear medidas más estrictas para controlar la industria del transporte y la logística, y tener tolerancia cero para las estafas de lavado verde de la industria energética. Los contaminadores no pueden utilizar la compensación para legitimar la contaminación.
    Compensar los proyectos que intentan poner un precio a la naturaleza puede dañar directamente la seguridad de los pueblos indígenas: arriesgarse a la injusticia y la explotación mientras se evitan y retrasan las reducciones de emisiones.
    https://form.typeform.com/to/plQvRKPt

  3. Imagina que eres una persona baka perteneciente a un pueblo indígena de la selva de la cuenca del Congo. Esa tierra ha sido tu hogar durante generaciones. Conoces cada piedra, cada árbol. Tus abuelos están enterrados en esa tierra que tú y tu gente habéis nutrido, cuidado y amado.
    Imagina que te expulsan y destruyen tu casa porque, como alguien te explica, un hombre blanco que vive muy lejos piensa que tu bosque debe convertirse en un Área Protegida donde solo está permitido que vivan los elefantes. Al parecer viajó al espacio y decidió que le gusta tu bosque y que está preocupado por el cambio climático.
    Ese hombre (Jeff Bezos) creó una empresa que produjo 60,64 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono el año pasado, el equivalente a quemar 140 millones de barriles de petróleo. Pero, según te cuentan, si tu bosque está “protegido” él puede sentirse mejor y continuar con sus emisiones de CO2.
    Así es como serán las políticas de cambio climático y biodiversidad que están impulsando los gobiernos del Norte Global si no nos enfrentamos a ellas.
    Esta nueva gran mentira verde tiene nombre: Soluciones basadas en la Naturaleza (SbN). Durante la COP26, los líderes mundiales y las grandes corporaciones están tratando de poner una nueva y brillante etiqueta a una vieja estafa llamada compensaciones de carbono. Los mayores responsables de la contaminación afirman que está bien seguir bombeando gases de efecto invernadero mientras se “compensen” dicha contaminación y toda la destrucción que conlleva plantando unos árboles en algún lugar del planeta o “preservando” un bosque existente.
    Pero lo que llaman “naturaleza” no es un espacio vacío disponible para sus proyectos de compensación. Es el hogar de muchos pueblos indígenas y otras comunidades locales, los menos responsables de las crisis climáticas. Los esquemas de compensación de las SbN son colonialismo de carbono y conducirán a expulsiones masivas, restricción en el uso del territorio y los recursos, acaparamiento de tierras y hambre para millones de agricultores, campesinos, pescadores y cazadores-recolectores indígenas y no indígenas, sin suponer ni un mínimo freno para la crisis climática.
    La buena noticia es que en Marsella, en Milán, en Madrid, por todo el mundo, estamos construyendo de forma conjunta un movimiento radical de personas listas para desafiar la mayor apropiación de tierras de la historia y luchar por los derechos de los pueblos indígenas y por formas justas y eficientes de proteger la biodiversidad y detener el cambio climático.
    (Fiore Longo – Survival Internac.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.