El Amazonia arde y Bolsonaro acusa sin pruebas a las ONG

El presidente brasileño asegura que los grupos ecologistas están detrás del aumento de los fuegos, pero no ofrece nada para apoyar su afirmación.
Foto: bolsonaro-havuelto-wide

Vía The Guardian

Durante la jornada del pasado miércoles 22 de agosto un tema medioambiental preocupó a escala global: los incendios forestales en Brasil. Como contábamos ayer, estos fenómenos de consecuencias devastadoras han aumentado un 83% respecto al mismo periodo de 2018. Acorde a las imágenes satélites del INPE, hay unos 72.800 focos activos en el país. En todo el año pasado, hubo 39.759 puntos calientes.

Frente a los datos oficiales, que evidencian la mala política medioambiental del Ejecutivo brasileño, el presidente Jair Bolsonaro quiso salir del paso y acusó a los grupos ecologistas de provocar los incendios en la Amazonia, en un intento de desviar la atención y críticas, que alcanzan ya la escala internacional.

“Puede haber, sí, y no estoy afirmando, una acción criminal de esos ‘oenegeros’ para llamar la atención contra mi persona, contra el Gobierno de Brasil, y esa es la guerra que nosotros enfrentamos”, declaraba este miércoles Bolsonaro. Además, asegura que “el crimen existe. Ahora, tenemos que hacer lo posible para que ese crimen no aumente” y establecer las responsabilidades “si es que las hubiera”.

Por su parte, el ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, negaba que haya habido una omisión por parte del Gobierno en el combate a la creciente deforestación en la Amazonía brasileña. A pesar de todo, sí ha reconocido que ha habido recortes en los presupuestos destinados a la fiscalización.

Ante las acusaciones del mandatario de extrema derecha, la organización internacional ecologista WWF asegura que las acusaciones no se fundamentan pues, según una encuesta del Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA), entre 2010 y 2018 solo el 2,7% de las organizaciones de la sociedad civil recibió fondos federales. Además, señalan a deforestación como la raíz de los incendios desproporcionados que afectan al país.

La grave situación de la Amazonia

No solo son los incendios, sino que son parte de una serie de acciones que están repercutiendo gravemente en la lucha contra la crisis climática. El aumento de la deforestación y los ataques contra las poblaciones indígenas están a la orden del día en la selva amazónica.


Cada mañana, en Climática te traemos las noticias relacionadas con la crisis climática más importantes. Puedes leer las demás aquí:

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.