podcast la climática

El mundo sigue enganchado a los combustibles fósiles y las emisiones de CO2 crecerán en 2022

Un informe del Global Carbon Project concluye que el riesgo de superar los 1,5 ºC de calentamiento global en nueve años es del 50%. Se prevé que las emisiones disminuyan en China y la UE, pero aumenten en EE.UU. e India por el uso de combustibles fósiles.
COP27 en Sharm el-Sheikh, Egipto. Foto: REUTERS/Mohamed Abd El Ghany.

El planeta se calienta. Mucho y a demasiada velocidad. El objetivo de 1,5 ºC de calentamiento a los que aspira el Acuerdo de París de 2015 quedarán sobrepasados en poco tiempo. En concreto, hay un 50% de posibilidades de que se superen en nueve años si persisten los niveles de emisiones actuales. Así lo señala el nuevo informe de Global Carbon Project (GCP).

podcast la climática

El organismo pronostica un total de 40.600 millones de toneladas de CO2 (GtCO2) en 2022, en un panorama calificado de “mixto” entre los principales emisores: mientras se espera que las emisiones disminuyan en China (0,9%) y la Unión Europea (0,8%, en un rango de -2,8% a +1,2%), se prevé que aumenten en EE. UU. (1,5%) e India (6%), con un aumento del 1,7% en el resto del mundo combinado.

“Nuestros hallazgos revelan turbulencias en los patrones de emisión de este año como consecuencia de la pandemia y la crisis energética mundial“, explica la profesora Corinne Le Quéré, catedrática de investigación de la Royal Society en la Escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad de East Angila.

En el caso de la Unión Europea, la disminución de emisiones prevista es resultado de la menor oferta de gas natural, que a su vez tiene un pronóstico de reducción de su demanda de alrededor de un 10% para este 2022. Por otro lado, las emisiones del carbón y el petróleo aumentarían un 6,7% y un 0,9% respectivamente.

España, sin embargo, sigue en una posición muy dependiente de los combustibles fósiles, sobre todo del petróleo, que pasó de 120,28 MtCO2 en 2020 a 133,11 MtCO2 en 2021. Los gases de efecto invernadero, a su vez, han aumentado de un año a otro, y han pasado de 213,34 MtCO2 en 2020 a 233,65 MtCO2 en 2021.

Limitar el calentamiento global es posible (pero difícil)

Con todo ello, el presupuesto de carbono restante (es decir, la cantidad de carbono que se puede emitir en un periodo de tiempo si se quieren cumplir los objetivos climático) para la probabilidad del 50% de limitar el calentamiento global al objetivo del Acuerdo de París (1,5 ºC) se ha reducido a 380 GtCO2 —superado tras nueve años si las emisiones se mantienen en los niveles actuales— y 1230 GtCO2 para limitarlo a 2°C durante 30 años.

Este estudio, elaborado por un equipo internacional de más de un centenar de especialistas, complementa al que el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) publicó hace dos semanas, en el que advertía que las políticas actuales acrecentaban las posibilidades de llegar a los 2,8 ºC a finales de siglo y que, para evitarlo, debíamos actuar cuanto antes.

Como dato positivo, el estudio muestra que el ritmo de aumento de las emisiones fósiles a largo plazo ha disminuido: mientras que durante la década del 2000 el aumento medio alcanzó un máximo del+3% anual, en la última década su crecimiento ha sido del +0,5% aproximadamente. No obstante, sí que se percibe un aumento de las emisiones de origen fósil con respecto a 2021 de un 1,0% a nivel mundial, impulsado por el uso del petróleo tras la pandemia de la COVID-19.

"Hay algunas señales positivas, pero los líderes reunidos en la COP27 tendrán que tomar medidas significativas si queremos tener alguna posibilidad de limitar el calentamiento global a 1,5°C. Los números de la encuesta de la Comisión Europea indican el progreso de la acción climática y, por el momento, no estamos viendo la acción requerida", afirma Pierre Friedlingstein, profesor del Instituto de Sistemas Globales de Exeter y director el estudio.

Por ello, no deberíamos centrarnos en el 50% de posibilidades de superar pronto los 1,5 ºC, sino en el otro 50% restante; en las posibilidades de limitar ese calentamiento al máximo. Este informe no pretende ser desesperanzador: simplemente expone la situación en la que nos encontramos y da soluciones para evitar que vaya a peor.

"Para llegar a cero emisiones de CO2 en 2050 se necesitaría ahora una disminución de aproximadamente 1,4 GtCO2 cada año, comparable al descenso observado en las emisiones de 2020 como consecuencia de los cierres de COVID-19, lo que pone de manifiesto la escala de la acción requerida. Esto daría lugar a unas emisiones adicionales de 560 GtCO2 a partir del año 2023, lo que llevaría a una probabilidad del 50% de limitar el calentamiento en torno a 1,6°C", señala el informe.

Según los autores del estudio, para lograr ese objetivo, se deberían plantar más árboles en vez de talarlos. La eliminación de carbono a través de la reforestación o de nuevos bosques contrarrestaría la mitad de las emisiones de la deforestación. "Nos encontramos en un punto de inflexión y no debemos permitir que los acontecimientos mundiales nos distraigan de la necesidad urgente de reducir nuestras emisiones para estabilizar el clima mundial y reducir los riesgos en cascada", recuerdan.

Por ahora, el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo han alcanzado este jueves un acuerdo provisional para aumentar en un 15% el objetivo del bloque de absorción de emisiones de dióxido de carbono para el sector del uso de la tierra y la silvicultura. Esta medida, aunque esté lejos de lo necesario, podría permitir a la UE aumentar su objetivo de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero alrededor del 57% para 2030.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.