podcast la climatica teresa ribera

Taylor Swift amenaza con denunciar al estudiante que rastrea las emisiones de su jet privado

Los abogados de la cantante alegan que la información sobre sus vuelos publicada por el activista Jack Sweeney vulnera su seguridad. Este joven también rastrea los trayectos de los jets privados de Elon Musk, Mark Zuckerberg o Bill Gates.
Taylor Swift durante The Eras Tour en agosto de 2023. Foto: Paolo Villanueva / Wikimedia Commons

La cantante Taylor Swift amenaza con emprender acciones legales contra un estudiante universitario que rastrea el uso de su jet privado y publica información sobre sus trayectos y las emisiones derivadas de estos vuelos. Sus letrados han enviado una carta de cese y desistimiento a Jack Sweeney, un estudiante de la Universidad de Florida Central que hace años que difunde a través de redes sociales información sobre la huella de carbono de los vuelos de corta duración que realizan personas famosas.

Para difundir estas estadísticas, Sweeney utiliza datos públicos disponibles en la Administración Federal de Aviación (FAA) y las señales de transmisión de los aviones. Los publica 24 horas después de que se hayan realizado los vuelos. En una publicación reciente en X (antes Twitter), por ejemplo, especifica que el jet privado de Swift realizó un vuelo de 13 minutos desde Illinois a Missouri, que habría emitido 0,83 toneladas de CO2.

Los empresarios Elon Musk, Mark Zuckerberg, Bill Gates, el cantante Drake y la presentadora Oprah Winfrey son otras de las figuras públicas sobre las que Sweeney también ha difundido información regularmente. La actividad de este joven de 21 años se enmarca dentro del activismo climático que pretende denunciar el impacto de la aviación en la crisis climática y ha sido reconocida por la revista Forbes.

The Washington Post informa ahora de que en diciembre los abogados del bufete Venable, con sede en Washington, acusaron a Sweeney de participar en un “comportamiento de acecho y acoso” por su seguimiento de la actividad de los aviones privados de Swift. “Si bien esto puede ser un juego para usted, o una vía que espera que le proporcione riqueza o fama, es una cuestión de vida o muerte para nuestro cliente”, habría escrito Katie Wright Morrone en la carta dirigida al activista.

La ganadora de 14 Grammys se ha enfrentado a varios acosadores en los últimos años. Un hombre de 33 años fue acusado de acecho y acoso el mes pasado después de actuar de manera errática cerca de la casa de la cantante en la ciudad de Nueva York.

Tree Paine, portavoz de Swift, ha declarado a The Guardian mediante un comunicado que no pueden comentar sobre ninguna investigación policial en curso, pero que “sugieren una conexión” entre las publicaciones de Sweeney y las acciones de acoso. “Sus publicaciones te dicen exactamente cuándo y dónde estaría ella”, señala.

La portavoz de la cantante también explica que las críticas que recibe por el uso de su jet privado son inexactas, ya que no siempre lo utilizaría ella, sino que lo presta a otras personas. Además, alegan que Swift habría comprado más del doble de la cantidad de créditos de carbono necesarios para compensar el uso de su jet para su gira The Eras Tour.

Por su parte, Sweeney ha declarado al Washington Post que considera esta carta del equipo legal de Swift como una táctica para asustarle, y destaca que haya llegado después de las críticas que ha recibido la artista por el impacto ambiental de su jet privado. También resalta que toda la información sobre la actividad de la aeronave de Swift está disponible públicamente.

Emisiones generadas por el 1% de la población: los más ricos

​Un informe de Oxfam publicado el año pasado señalaba que las emisiones de carbono generadas por el 1% más rico representaron el 16% de la totalidad de emisiones de CO2 en el año 2019. La organización calcula que este 1% de la población contamina tanto como los dos tercios más pobres de la humanidad.

Elon Musk, el hombre más rico del planeta y dueño de la red social X, también se ha molestado con Sweeney por difundir la información de sus vuelos privados. En 2022, Musk cerró una cuenta de X del estudiante argumentando preocupaciones por su seguridad y la de su familia. Actualmente, Sweeney tiene una cuenta activa y sigue publicando los vuelos que rastrea de Musk.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

  1. Se oponen a la ampliación de Barajas por sus altas emisiones y su negativa afección medioambiental y social.
    Organizaciones ecologistas madrileñas se oponen a la ampliación de Barajas por sus altas emisiones y su negativa afección medioambiental y social. Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) producidas por la actividad del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas son las más altas de España y las quintas de Europa.
    El ruido afectará especialmente a los ejes de los ríos Jarama, Henares, Guadalix, Manzanares y Tajuña, coincidiendo todos ellos con espacios Red Natura 2000 y con poblaciones que llevan años denunciando afecciones a su salud.
    Mayor emisión de gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos
    Afección a las poblaciones y al medio natural
    Pantomima del balance neutro de emisiones y impacto al río Jarama
    El turismo necesita límites
    Las organizaciones Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, Grupo de Acción para el Medio Ambiente, Jarama Vivo y Liberum Natura, reclaman la paralización de la ampliación de Barajas y establecer límites de emisiones para la aviación en España.
    Paralizar la ampliación del aeropuerto de Barajas.
    Establecer límite de emisiones para la aviación en España.
    Eliminar vuelos cortos con alternativa en tren.
    Medidas fiscales sobre aerolíneas y billetes para desincentivar vuelos.
    El turismo necesita límites.

    Una ampliación vinculada a una gran operación urbanística
    Al margen de las propuestas de ampliación de los espacios de las terminales 1, 2, 3, 4 y satélite, Aena pretende llevar a cabo una importante operación inmobiliaria, la creación de una Airport City, es decir, una ciudad en los aledaños del aeropuerto con usos logísticos, aeronáuticos, terciarios, residenciales y de ocio. La superficie destinada a estos fines alcanzaría las 323 hectáreas de suelo público y dos millones de metros cuadrados edificables y el Ayuntamiento de Madrid ya está tramitando la modificación puntual del plan general para posibilitarlo. El ente público adjudicaría el suelo y el aprovechamiento urbanístico a entidades privadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.