¿Cómo se ‘cuelan’ empresas fósiles y bancos españoles en la COP28?

La cumbre del clima bate este año récord de lobistas relacionados con la industria de los combustibles fósiles. Iberdrola, Repsol, Cepsa, Inditex, Banco Santander y BBVA, entre las empresas españolas presentes en Dubái.
Foto: ONU Cambio Climático.

Ejecutivas de petroleras que intentan ocultar su nombre y cargo, directivos invitados por la propia presidencia de Emiratos, o dos altos cargos que recurren a una universidad pública para inscribirse son algunos de los aspectos más llamativos que deja la lista provisional de asistentes a la COP28 que se celebra en Dubái, Emiratos Árabes Unidos.

Por primera vez en una cumbre del clima, ONU Cambio Climático ha exigido a las personas asistentes a la COP28 que revelen a quién representan. Hasta ahora, lo que hacían muchos lobistas era acudir en nombre de una delegación (organización que le acredita) pero sin especificar la empresa para la que trabaja, lo que hacía más difícil identificarlos.

En Climática hemos analizado el listado provisional de personas inscritas y aparecen al menos cerca de un centenar de personas ligadas a empresas españolas o con presencia relevante en España cuya actividad contribuye al calentamiento del planeta.

Uno de los casos más llamativos es el de Inditex. El gigante textil ha usado a la Universidad de Santiago de Compostela, una institución pública, para poder acreditarse en la cumbre del clima de Dubái, tal como publicamos en Climática.

Por su parte, el Banco Santander ha enviado hasta seis miembros (uno de ellos de la filial de Brasil) acreditados a través de cuatro organizaciones distintas: Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Real Instituto Elcano (centro de pensamiento y laboratorio de ideas), Grupo Español para el Crecimiento Verde, y la delegación de Brasil.

La entidad española que más gente ha llevado a la COP28 es Iberdrola. En total, 13 personas: 11 de Iberdrola, una de ScottishPower (su filial en Reino Unido) y otra de Neoenergia (filial de Iberdrola en Brasil). Este último caso es llamativo y ejemplifica lo difícil que es detectar los casos de lobbies (grupos de presión). Solange Ribeiro es directora presidenta adjunta de Neoenergia y está acreditada en la COP28. Sin embargo, a la hora de inscribirse usó otro cargo suyo. Uno con mejor imagen y que le permite pasar desapercibida: el de vicepresidenta del Consejo del Pacto Mundial de la ONU, una iniciativa dirigida a empresas y organizaciones para que alineen su actividad con la sostenibilidad y otras cuestiones. 

Los miembros de Iberdrola no han acudido a través de una misma delegación, sino de varias, entre ellas, la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica, la Asociación Española para la Economía Energética, la Fundación para el Pacto Mundial, y el Real Instituto Elcano. Además, dos de ellos han participado invitados directamente por la presidencia de Emiratos Árabes gracias, posiblemente, a que la energética es una de las patrocinadoras del evento. Son Ignacio Sánchez Galán, presidente ejecutivo y consejero delegado de Iberdrola, y José Manuel Rodríguez Martínez, director global de Asuntos Gubernamentales e Institucionales. 

Según el listado provisional de asistentes, otros cuatro altos cargos de empresas españolas han sido invitados personalmente por la organización: Javier Canalejo, jefe de relaciones internacionales de Repsol; Alejandro Domínguez, responsable de liderazgo en sostenibilidad de ACCIONA; Antonio Bravo Acín, jefe de estrategia y desarrollo de la sostenibilidad de BBVA; y Carmen de Pablo, directora de Servicios Financieros, Económicos y Generales de Cepsa. Este último caso tiene un apunte llamativo: en el apartado donde las personas deben poner su nombre aparece “Prefiero no decir Carmen De Pablo” (sic). Esto se debe a que durante el proceso de inscripción está la opción de no revelar su nombre.

Entre las personas acreditadas para la COP28 hay, además, directivos de Banco Santander, BBVA, Naturgy, Endesa, Redeia, CEMEX (pero no de la filial de España), CEOE, EDP, Asociación Española del Gas, ArcelorMittal (pero no de la filial española), Ferrovial y Telefónica. También de las empresas internacionales CEMEX y ArcelorMittal, que si bien no han mandado a nadie de la filial española, se mencionan en este análisis por ser dos de las 10 empresas que más gases de efecto invernadero expulsan en España.

También figuran en la lista provisional (será definitiva una vez acabe y se sepa quién ha recogido su acreditación) muchas petroleras y empresas contaminantes internacionales como BP, Shell, ExxonMobil, Chevron, Equinor, JP Morgan Chase, Mitsubishi Corporation, Ecopetrol, United Airlines, Gazprom, TotalEnergies, Volvo, HSBC, Danone, Nestlé, Uniliver, BlackRock, PepsiCo, Volkswagen, Bank of America, AXA, Walmart y Bayer. También están presentes  el Foro de Países Exportadores de Gas (quienes hace unos años dijeron a ONU Cambio Climático sentirse víctimas de la «cultura de la cancelación»), y hasta 11 integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), incluido su secretario general, Haitham Al Ghais, quien el viernes mandó una carta a varios Estados miembros pidiendo que "rechacen proactivamente" en las negociaciones cualquier acuerdo relacionado en los combustibles fósiles.

Récord de lobistas en una COP

Este año han solicitado acreditación presencial 97.372 personas, casi el doble de la que se desplazó a Sharm El-Sheikh (Egipto) para la COP27 del año pasado, la que hasta ahora era la cumbre más numerosa. Por comparar: la primera COP, celebrada en Berlín en 1995, contó con tan solo 3.969 asistentes.

Acorde a un análisis de la coalición Kick Big Polluters Out (Expulsar a los grandes contaminadores), al menos 2.456 grupos de presión de combustibles fósiles han tenido acceso a la cumbre de Dubai. Esta cifra, muy superior a la de la COP anterior (cuando se contabilizaron unos 636 lobistas), significa que acuden más empleados de la industria fósil que delegados de las diez naciones más vulnerables al clima juntos (1.509).

No obstante, según sus autores, el recuento total es conservador debido a que muchas personas siguen usando diferentes estrategias para ocultar su verdadera afiliación. Además, no se incluyen a otras industrias que también contribuyen al cambio climático, como la banca, la agroindustria o el transporte.

La delegación con representantes fósiles más grande es la Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (IETA), que llevó a 116 personas, entre ellas representantes de Shell, TotalEnergies y la noruega Equinor.

Tanto Francia como la Unión Europea han dado cobijo en su delegación a entidades financieras y petroleras. En el caso del país galo, en su delegación oficial (en teoría, con autoridad para hablar en representación del país) figura un asesor del banco francés BNP Paribas, el más grande de Europa. Asimismo, en su ‘segunda’ delegación (party overflow) figura el director general para Emiratos de la energética fósil TotalEnergies. En el caso de la UE, han sido acreditados como parte de su ‘segunda’ delegación miembros de la petrolera estadounidense ExxonMobil, la petrolera británica BP y la petrolera italiana ENI.

Emiratos, país anfitrión, país que más gente lleva

Con el objetivo de hacer más transparente las cumbres climáticas, la ONU ha hecho este año varios cambios respecto a las inscripciones. Un ejemplo es que, por primera vez en sus 30 años de historia, aparecen los nombres de todos los asistentes, sin excepción. Anteriormente, no se revelaba la identidad de las personas incluidas en el apartado de “party overflow” ni los invitados por el país anfitrión.

Emiratos Árabes Unidos ha sido el país con la delegación más grande, con un total de 4.409 participantes, seguida de Brasil, con 3.081, y China y Nigeria, con 1.411. En el extremo contrario, los que menos personal han llevado han sido Corea del Norte (2), Nicaragua (6), Eritrea (7) y Liechtenstein y Moldavia (ambos 8). Aunque también hay naciones que no han mandado a nadie. Es el caso de San Marino, Afganistán y Myanmar –estos dos últimos por tercer año consecutivo no están presentes en una COP–.

Y, como menciona el medio británico Carbon Brief, los hombres siguen siendo mayoría en las delegaciones de los países. Acorde a la lista provisional de esta COP28, un 62% son hombres y un 38% son mujeres. No obstante, cada año la brecha se reduce: en la primera COP, solo un 12% eran mujeres.

En la delegación de España han ido 246 personas divididas en dos categorías. Por un lado están los integrados en “parties”, que viene a ser la delegación oficial de cada país. En este apartado hay un total de 82 personas acreditadas y corresponde a altos cargos del Gobierno, personal directo y funcionarios que intervienen en el proceso negociador. 

Por otro lado, está la categoría llamada “party overflow”. Es como una segunda delegación del país aunque sin las mismas credenciales. Según confirma a Climática ONU Cambio Climático, los participantes inscritos en esta categoría “no pueden representar plenamente al país” ni “hacer declaraciones oficiales en nombre” de la nación. Este año está compuesta por 164 personas e incluye a más personal del Gobierno, senadores, representantes de ayuntamientos y comunidades autónomas, empleados de la AEMET; y jefes de la Guardia Civil, entre otros.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

COMENTARIOS

  1. Si molestas al capital, bancos, empresas fósiles, ect., algo estás haciendo bien, Greta.
    En cuanto a Palestina: Decía Gandhi: “Callarse ante la perversidad es hacerse cómplice de ella y la vida, tarde o temprano, os pasará factura”

    GRETA THUMBER hace un llamamiento a “luchar contra el imperialismo y a la solidaridad con Palestina”
    En un reciente artículo de opinión, Greta Thunberg y otros representantes del movimiento “Fridays for Future” (FFF) han reafirmado su total solidaridad con el pueblo palestino. Estos activistas medioambientales critican abiertamente en el citado artículo la “violencia imperdonable” que está descargando Israel sobre Gaza, así como los intentos de los medios de desviar la atención de este conflicto hacia una presunta ‘radicalización’ del movimiento.
    Este grupo, desde su misma fundación, se ha venido autodefiniendo como un movimiento por la justicia, que se involucra directamente también en los asuntos de índole política. Argumentan que su principal objetivo es la preocupación por las personas, la justicia social y los derechos humanos. Ello incluye también, según los activistas, hablar en contra de la opresión y el sufrimiento humano en todas sus formas, incluyendo igualmente la lucha en contra del imperialismo y la injusticia.
    Además, los activistas de “Fridays for Future” critican los conciertos de cooperación militar de Suecia con los fabricantes de armas israelíes, argumentando que esto está convirtiendo a Suecia en cómplice total de las acciones israelíes. En su misiva, los activistas resaltan igualmente que el silencio o la neutralidad en situaciones de genocidio, son formas abiertas de complicidad.
    https://canarias-semanal.org/art/35368/estara-la-activista-greta-thumberg-traspasando-los-limites-politicos-permitidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.