oxfam

Los millonarios «beneficios caídos del cielo» de las empresas más contaminantes

Un informe de Alianza por la Solidaridad-ActionAid analiza las ganancias extraordinarias de 36 empresas del sector financiero y los combustibles fósiles.
Zona de extracción de petróleo ubicada en Polonia. Foto: KAROL SEREWIS / SOPA IMAGES / SIPA USA.
ecooo

Entre julio de 2021 y de 2023, 36 de las empresas más contaminantes del sector financiero y de los combustibles fósiles lograron unos beneficios extraordinarios por valor de 420.000 millones de dólares. Así se desprende del informe presentado por Alianza por la Solidaridad-ActionAid, que documenta cómo estas grandes multinacionales han aumentado sus ganancias gracias, en gran medida, a la crisis derivada de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

La organización incluye en su conteo a 14 empresas energéticas y a 22 de los principales bancos que han invertido más de 3,2 billones de dólares en combustibles fósiles en el Sur Global desde que se adoptó el Acuerdo de París en 2015. Esto, de acuerdo con Alianza por la Solidaridad-ActionAid, “los convierte en cómplices de la crisis climática”. En su caso, la subida de los tipos de interés es la principal causa de los beneficios millonarios extraordinarios, que superan la media de los cuatro años de referencia en más de un 20%.

“Los beneficios de las empresas de combustibles fósiles en los 12 meses anteriores a julio de 2023 aumentaron un asombroso 278% en comparación con la media del periodo comprendido entre agosto de 2017 y enero de 2020”, añade la organización.

En España, Banco Santander y BBVA han pulverizado su récord de beneficios en 2023. La entidad presidida por Ana Botín ha superado por primera vez los 11.000 millones de euros, un 15% más que el año anterior, cuando ya había batido su propio récord de ganancias. La financiera vasca, por su parte, aumentó sus beneficios un 26% más que en 2022 hasta los 8.000 millones de euros. Ambos, Banco Santander y BBVA, suelen situarse en el ranking de bancos que mayor financiación conceden al negocio de los combustibles fósiles a nivel mundial.

“El contraste entre las asombrosas ganancias corporativas y las dificultades generadas […] para la gente común pone de relieve aún más la incongruencia de estas ganancias. Es más, los beneficios empresariales pueden empeorar aún más la inflación y la crisis del coste de  vida”, señala el informe. Además, estos rendimientos extraordinarios también muestran la enorme brecha que existe entre las grandes multinacionales y el resto de pequeñas y medianas empresas: en Reino Unido, una de cada tres compañías terminaron 2021 en números rojos.

Ante estas cifras, Alianza por la Solidaridad-ActionAid propone “introducir urgentemente impuestos sobre las ganancias extraordinarias, preferiblemente en todos los sectores, pero como mínimo en los sectores financieros y de combustibles fósiles”. De esta forma, estos “beneficios caídos del cielo” podrían destinarse a los servicios públicos y a la financiación climática, además de “limitar la especulación” durante crisis como la actual.

Según el informe, “un impuesto del 90% sobre las ganancias extraordinarias de estas 36 empresas podría generar hasta 382.000 millones de dólares en ingresos”. Esta cantidad es casi 20 veces mayor que los 21.000 millones de dólares aportados por los donantes para la adaptación climática en 2021.

En el caso español, Alianza por la Solidaridad-ActionAid pide al Gobierno que el actual impuesto sobre los beneficios extraordinarios de la banca y las energéticas sea permanente “y pueda ser destinado a aquellos que más sufren el impacto de la crisis climática y al refuerzo de los servicios públicos”.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.