Arbola Fest: un festival para celebrar «la potencia poética y política de los árboles»

Diversos espacios de Pamplona acogerán entre el 15 y el 18 de mayo un “bosque de eventos” que aúnan arte y ciencia en una idea de “cultura vegetal” en la que las miradas se complementan para entender el papel de los árboles en campos que van desde la filosofía hasta la fotografía o el circo.
"At home in the trees" ('En los árboles como en casa') es uno de los diez proyectos realizados durante las residencias artísticas que preceden al festival, y en las que se crea parte del trabajo que se mostrará en él. Foto: Claire Hurley

Celebrar la potencia poética y política de los árboles: ese es el objetivo del Arbola Fest, un «bosque de eventos» que entre el 15 y el 18 de mayo convertirá a la «cultura vegetal» en protagonista de la vida de Pamplona. El festival, que celebra este año su segunda edición, propone poner en diálogo prácticas artísticas innovadoras, divulgación científica y acción comunitaria a través de una serie de propuestas que tienen lo arbóreo como objeto de reflexión, debate y vivencia.

La «cultura arbórea», un trabajo en curso

La idea de «cultura arbórea» es, para Isabel Ferreira, directora del festival, un trabajo en curso. «Solemos entenderla solo como la parte de la arboricultura, la parte más relacionada con el cultivo y el cuidado de los árboles en sí, pero hay muchos más elementos que tener en cuenta: la dimensión medioambiental de los árboles, su importancia para el entorno y para el clima, pero también su importancia simbólica y política, la necesidad de hacer políticas públicas sobre ellos», explica.

Desde esa perspectiva, Ferreira destaca la importancia de la multidisciplinariedad: que la mirada ambiental se una con la artística permite «traducir esas investigaciones y esos datos científicos que a veces son muy fríos y no nos tocan en lago que nos habla de otra manera». Se trata, según apunta, de «aunar la sensibilidad de la cultura con el rigor de la ciencia», evitando también el riesgo de humanizar a los árboles: «Queremos que se respeten por lo que son, por la importancia que tienen en sí mismos, como especies no humanas».

La de este año es la segunda edición del Arbola Fest. En 2023, el festival se celebró en abril también en Pamplona, y parte se extendió a otras localidades a través del programa Arbola Itinerante.

Las actividades de estos días arrancan con una conferencia del naturalista y escritor Joaquín Araujo, impulsor del ecologismo en España, que hablará sobre la importancia política, estética y simbólica de los árboles en tiempos de transición eco-social. Le sigue un amplio programa de conferencias, exposiciones, talleres y espectáculos a cargo de una quincena de artistas y divulgadores de diversas disciplinas y procedencias. Las propuestas son diversas: desde un laboratorio de experimentación e ingesta de plantas guiado por la artista y antropóloga Adriana Reyes, hasta los «baños de arte en el bosque» de Ghislaine Verano, una exploración sensorial del entorno bosque como espacio de salud física y mental.

Hacer sostenible la práctica artística en el tiempo y en el espacio

Varios de los y las participantes ya llevan un tiempo trabajando en estos proyectos en Pamplona. En esta segunda edición, el festival se complementa con un programa de residencias que durante los meses de marzo y abril ha acogido a diez artistas de cinco países para desarrollar proyectos relacionados con la cultura arbórea. El resultado (o el trabajo en proceso, en algunos casos) se mostrará ahora en Arbola Fest, en sus distintos formatos. Además tendrá lugar una exposición colectiva, centrada en el proceso de creación de estos artistas.

Según explica Ferreira, esto también es una apuesta por la sostenibilidad: que la actividad artística pueda alargarse en el tiempo e integrarse en el espacio. En este mismo sentido, el festival se concibe como itinerante: en su edición de 2023, después de pasar por Pamplona, las actividades giraron por diez pueblos de Navarra. «Frente a la productividad y la rapidez en la que vivimos, es importante que las actividades sean replicables, que no solo puedan verse en un lugar, sino llevarse a otros también», explica la directora de Arbola.

Las caminatas por entornos naturales permiten explorar los mismos temas que las actividades culturales que los siguen. Foto: Ander Iribarren.

Este año plantean repetir esta itinerancia en los próximos meses. Entretanto, las creaciones se pasean por la ciudad. Los espectáculos están precedidos por caminatas por un espacio natural que introduce el tema que tratan. Ferreira destaca por ejemplo H2O, una obra de circo-danza que Maitane Azpiroz creó tras una investigación en la que colaboró con el técnico de sostenibilidad e ingeniero forestal Juanjo Altuna: «es un espectáculo que se inspira en ese flujo constante e invisible, esa danza acuática que hay en los bosques», explica, «y el paseo nos permite hacernos consciente de ello en nuestro entorno».

Algo parecido ocurre con «Exotic», una instalación y exposición fotográfica de Monika Aranda que visibilizan el impacto en el territorio de la Cortaderia o Plumero de la Pampa, una planta exótica que prospera con rapidez imponiéndose a las especies autóctonas. El paseo que precede a su presentación explorará la naturaleza urbana del centro de Pamplona para conocer los árboles y plantas consideradas exóticas y su impacto en el ecosistema.

Ver a los árboles y conocer sus nombres

Entre abril y mayo, Marco Rainieri recogió saberes sobre los árboles en talleres intergeneracionales que realizó en el huerto urbano Piparrika con vecinos y vecinas del barrio. Foto: Marco Rainieri.

Otras de las propuestas que se presentan en el festival traban esa relación a través de otras estrategias. El italiano Marco Ranieri, por ejemplo, articuló su proyecto «Todo lo que crece» a través de una serie de encuentros intergeneracionales para compartir saberes, historias y experiencias sobre árboles que plasmó después con distintas técnicas, desde la estampación hasta la realización de un herbario participativa y una intervención para escuchar lo que suena en sus oquedades. El resultado podrá verse ahora en la exposición «La voz de los árboles, todo el bosque es una transparencia».

Otra exposición es la de la irlandesa Claire Hurley, «At home in the trees» (‘En los árboles como en casa’). Se trata de una serie de grandes esculturas «nido» construidas con ramas, hojas y otros elementos de los árboles, con las que trabaja la simbología del árbol como casa y refugio de todo tipo de seres vivos. En colaboración con el británico Manuel Vason elaboró también una serie de fotos en las que su cuerpo se funde con las formas de ramas, hojas y raíces para dar vida a una nueva criatura de resonancias mágicas.

El programa se completa también con las «Lecturas arbóreas», dirigidas a niños y niñas y dinamizadas por las y los artistas participantes en el festival; así como con un encuentro de proyectos de cultura arbórea con ejemplos de buenas prácticas.

Como insiste Ferreira, con todo ello se trata de llamar la atención sobre los árboles, que en nuestro día a día a menudo son invisibles. «Podemos ser conscientes de la importancia de los árboles, pero aún así caminamos sin verlos. O, si los vemos, no sabemos sus nombres: no sabemos si es un chopo o un abedul», apunta. La idea es que la mirada artística ayude justo a eso: a conocer sus nombres y sus historias, para entender mejor su importancia y su papel en nuestro mundo.

Gracias a la colaboración de nuestra
comunidad podemos publicar. Ayúdanos a seguir.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

  1. …”José Vicente Barcia, coordinador de Guardabosques, descubrió Donelle en una de sus caminatas por la Ribeira Sacra —en el sur de la provincia de Lugo—. Situado a unos diez kilómetros de Monforte de Lemos, le cautivó por un entorno, que, según afirma, «está muy vivo: hay carballos, castaños, abedules, chopos, madroños… Por allí se pasean zorros, corzos, martas, gavilanes, águilas culebreras… Hay quien dice que ha visto lobo, pero yo no lo he visto, así que no te lo puedo asegurar»….
    NO HAY BOSQUES SIN ANIMALES.
    Desde AnimaNaturalis, junto con las principales organizaciones de España, nos hemos unido a la campaña europea #VoteforAnimals, para pedir a los partidos y a los/as candidatos/as a las próximas eleccciones europeas que incluyan en sus programas 10 compromisos con los animales.
    Necesitamos tu firma.
    https://www.voteforanimals.es/es
    ME COMPROMETO A IMPULSAR EL TRABAJO DE LA COMISIÓN EUROPEA POR EL BIENESTAR ANIMAL
    ME COMPROMETO A DETENER EL SUFRIMIENTO DE LOS ANIMALES VIVOS DURANTE EL TRANSPORTE
    ME COMPROMETO A PROTEGER EL BIENESTAR DE LAS ESPECIES ACUÁTICAS
    ME COMPROMETO A HACER QUE LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS SEA MEJOR PARA NOSOTROS, PARA LOS ANIMALES Y PARA NUESTRO PLANETA
    ME COMPROMETO A ESTABLECER NORMAS MÁS ESTRICTAS SOBRE LOS PRODUCTOS IMPORTADOS DE ORIGEN ANIMAL
    ME COMPROMETO A ACELERAR LA TRANSICIÓN A LA CIENCIA SIN ANIMALES
    ME COMPROMETO A UN MEJOR TRATO PARA LOS ANIMALES SALVAJES
    ME COMPROMETO A PROHIBIR LA CRÍA DE ANIMALES DE PELETERÍA Y LA COMERCIALIZACIÓN DE PRODUCTOS DE ANIMALES DE PELETERÍA EN EL MERCADO EUROPEO
    ME COMPROMETO A UN MEJOR TRATO PARA NUESTROS ANIMALES DE COMPAÑÍA
    ME COMPROMETO POR UN NUEVO COMISARIO EN BIENESTAR ANIMAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.